AGUA DE COCO. Una alternativa para hidratarse.


Agua de coco



 

Es una bebida natural e hidratante que ha despertado interés desde hace muchos años, desde la época de la Segunda Guerra Mundial se le reconocieron sus propiedades al ser utilizada vía oral e intravenosa en casos de deshidratación y diarreas graves, ya que el agua de coco desde ese entonces se le consideraba una bebida hidratante.

Se encuentra en forma natural como un líquido un tanto transparente dentro del centro del coco. Posee azúcares naturales y es rica en electrolitos como potasio, sodio, cloro, calcio y magnesio, nutrimentos básicos para mantener el equilibrio de líquidos corporales.

HIDRATACIÓN Y DEPORTE.

En los últimos años la comunidad científica ha estudiado su efecto como bebida hidratante durante la actividad física y se ha llegado a comparar con algunas bebidas para deportistas.

¿Por qué podría funcionar?

Al ser una bebida rica azúcares naturales y un elevado contenido de electrolitos promete ser similar o superior a una bebida para deportistas, aunque hasta ahora no se han obtenido diferencias significativas que prueben su superioridad, sí se ha probado que el agua de coco funciona tan bien como una bebida deportiva.

Por otro lado …

Los estudios sí han dejado en claro que el agua de coco es superior al agua simple, si se trata de hidratar al cuerpo después de una sesión de ejercicio, ya que su eliminación a través de la orina es más lenta a comparación del agua natural, por lo tanto hay una mayor conservación de la bebida dentro del organismo permitiéndole absorber todos los electrolitos contenidos, disminuyendo la sensación de sed y  garantizando una pronta recuperación del cuerpo ante el desgaste físico.


 

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO),  presenta una comparación entre ambas bebidas.

Cont nut agua coco



 

 

Al comparar ambas bebidas observamos que el agua de coco es más baja en carbohidratos, sodio, potasio regulando la presión arterial y las concentraciones de glucosa en la sangre. Por otro lado es rica en calcio y magnesio, elementos clave para nuestra salud ósea, la producción de insulina y de energía.

Por lo tanto el agua de coco tanto para su consumo habitual o bien como bebida hidratante posterior a alguna actividad física es buena opción. Te recomiendo en dosis pequeñas de 250ml en tragos pequeños para aprovechar sus propiedades al máximo.

 ¿Tú ya te animaste a probarla?

Si te agradó o te pareció interesante ¡No olvides compartir!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on VK

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *